Project Description

Respuesta a un Sueño

No podía detenerse. Sus botines, comprados horas antes, lucían viejos por el polvo. A pesar de eso siguió caminando, algo, quizás un sueño que había olvidado, le dijo que debía hacerlo.

Se encontraba comprando unos botines cuando al local entró una mariposa. Entonces lo recordó. Caminó del centro a la Vega y de la Vega a Hualpén. Se sentía exhausto, decidió descansar sentado en el tocón de un árbol. Luego de un rato allí, como en el sueño, volvieron a él: mariposas de color azul eléctrico formando figuras, envolviéndolo a ratos, guiándolo.

-No hay destino, hay voluntad –dijo y las siguió.

Emilia Gita

Comentarios

Revisa otros cuentos