Project Description

Puros cuentos

El Feña es el ciego de la población, se la sabe de memoria. Además del cigarro acostumbra pedir al “Nubeluz” que le grabe CDs.

Un día se conseguía un puchito en el paradero, como talla el chofer lo dejó arriba de la micro hasta llegar al centro.

Dice la leyenda que, sin reconocer las calles a su alrededor, se apoyó en una pared cruzando la pierna y eso fue todo.

Un día caminaba por Sicilia en Hualpén y lo vi aparecerse desde la nada.

Le conté a todos en el barrio, yo lo vi, pero los cabros no me creen.

Hualpen Suárez T.

Comentarios

Revisa otros cuentos