Project Description

Plantada

Se sentó a las afueras de la Catedral de Concepción, tenía que esperarlo.

Había llegado antes por tan sólo unos minutos, no quedaba nada de tiempo para volver a verlo.

Esperó, esperó y esperó. Nubes pasaron sobre su cabeza y cayó una ligera llovizna sobre ella.

Él aún no llegaba. Ella continuó con su espera.

Ella echó raíces sobre el asfalto y hojas comenzaron a crecerle en el cabello, mientras sentía pasar las estaciones por su cuerpo.

Estaba convertida en árbol y literalmente plantada.

María Benedetti

Comentarios

Revisa otros cuentos