Project Description

La historia de los oprimidos

Olía a tierra húmeda, a viento frío, a las primeras luces de la mañana.

Leftraru despertaba para ver como las tierras ancestrales en donde vivía disminuían a la par con su familia. Sus tierras eran ocupadas por colonizadores, los mismos que expulsaban con violencia a sus hermanos y hermanas. En su interior buscaba las fuerzas para resistir la invasión.

Cada mañana los coipos se alimentaban de plantas acuáticas y otras hierbas. Uno de ellos notaba con preocupación la intervención de las personas  en el humedal Los Batros.

-Te lo juro, Pipe, el coipo no se movía, tuvimos que construir sobre él.

Emilio Gita

Comentarios

Revisa otros cuentos